La recesión sigue comprimiendo el déficit bilateral

La recesión sigue comprimiendo el déficit bilateral

La recesión sigue comprimiendo el déficit bilateral

s, 1° de noviembre de 2018.- Los nuevos datos publicados por el Ministerio de Industria brasileño para el mes de octubre muestran nuevamente los efectos del nuevo escenario macroeconómico en el frente externo. Si bien no se repitió el superávit de septiembre (medido por MDIC), el décimo mes del año mostró un rojo comercial de 70 millones de dólares, que es un décimo del registrado por la entidad brasileña un año atrás. En línea con el mes pasado, las importaciones volvieron a derrumbarse (-37.4% interanual contra el -35% de septiembre), mientras que las ventas al país vecino crecieron al 8,1%. Los guarismos acumulados entre enero y octubre se ubican en -7% y +16,5% respectivamente, tendencias que apunta a la compresión del déficit bilateral, que en 10 meses llega a 4.300 millones versus los 6.600 millones de igual periodo de 2017.

Si bien la información divulgada hoy no presenta mayores desagregaciones, sabemos que en la tendencia del año la expansión de las ventas a Brasil viene impulsadas por el sector automotriz y algunos granos, como el trigo y la cebada. Como venimos explicando desde ABECEB, la composición distinta de la cartera exportadora del comercio bilateral (la intensidad MOI de las exportaciones a Brasil casi duplica a las totales nacionales) hace “inmune” las ventas al efecto sequía, por lo cual la retracción de las importaciones se traduce más intensamente en una contracción del rojo comercial. Por el lado de las importaciones, que se comprenden básicamente de automóviles, bienes de capital y algunos insumos intermedios, vemos que los dos primeros han visto una fuerte reversión, congruente con la contracción del consumo y la formación de capital bruto en la economía doméstica, mientras que el tercero sigue en signo positivo por la demanda sostenida de algunos sectores que gozan de buena salud, principalmente la metálica básica. De esta manera, esperamos que los saldos de los dos meses que quedan del año sigan orbitando en torno a cero, por lo que el rojo bilateral 2018 se parecerá mucho a estos 4.300 millones que acumulamos hasta aquí. En 2019, proyectando una prolongación de la senda contractiva de las importaciones, vemos el rojo reduciéndose a la mitad, a la zona de los 2.000 millones.

 

Comercio Bilateral

Imagen1

Fuente: ABECEB en base a MDIC